La trampa está extendida (2009)


La trampa está extendida

las caricias dadas

y el amor establecido, dado

recibido entre jadeos

o tendido al sol, vertido

y a la vez orgulloso, erguido

nadie paga por una mirada enamorada

no se compra el brillo de los ojos

ni un corazón acelerado

ni las gallinas venden piel

no afloran los mimos de las mariposas

entre la periferia de los desconfiados

si acaso revolotean sobre su ausencia

sobre la decadencia imparable

que a todos nos alcanza

Ir al principio de la página Volver al índice de Poesía